Direct access to content

Volvemos a calentar motores para uno de los fenómenos más esperados y que más triunfa en Internet desde hace años: el Black Friday y el Cyber Monday o, como lo bautizamos el año pasado, la “Black Week”.

Y es que, como se ha podido comprobar año tras año, este “terremoto de ventas” llega cada vez con más fuerza. Los consumidores estamos cada vez más familiarizados con este evento, por lo que se convierte en una semana señalada dentro de nuestro calendario de compras.

Este otoño las fechas clave son el 25 y 28 de Noviembre, días en los que tendrán lugar el Black Friday y el Cyber Monday respectivamente.

Black Friday y Cyber Monday, una gran oportunidad para las marcas

Según un reciente estudio elaborado por Google, en España, las búsquedas relacionadas con “Black Friday “ y “Cyber Monday” entre los años 2014 y 2015 experimentaron un crecimiento del +24%. Si nos referimos a datos de ventas en 2015, un estudio llevado a cabo por Adigital junto a Confianza Online y Beruby, estimó que el Black Friday representaría el 6,4% del total del consumo online, alcanzando los 1.172 millones de euros en España (+10,6% respecto a 2014).

En definitiva, Black Friday y Cyber Monday se han convertido en una clara oportunidad de venta que las marcas tienen que saber aprovechar mediante ofertas y descuentos exclusivos para esos días.


Conociendo al consumidor: ¿cómo aprovechar de forma adecuada esta oportunidad?

black-fridayEl crecimiento exponencial que ha tenido el Black Friday en los últimos años se ha reflejado en un cambio en el hábito de los consumidores durante esta fecha.

Se ha comprobado que el interés de los usuarios se produce con mayor anticipación, una tendencia que va tomando cada vez más fuerza. En España por ejemplo, las búsquedas relativas al Black Friday y las respectivas ofertas de las marcas se producen 10 días antes de que llegue la fecha.

Como dato curioso, según fuentes de Google, el día previo a Black Friday, ¡es el día que más búsquedas se producen!

Aunque en España aún estamos lejos del patrón de búsquedas de USA, donde el interés del usuario comienza en el mes de Octubre, no es para confiarse, ya que esta corriente se está empezando a reproducir en Europa (en Reino Unido por ejemplo las búsquedas se están empezando a realizar ya a mediados de Octubre).

Una vez llegado el Black Friday el interés del usuario se mantiene, prolongandose hasta el lunes siguiente con el Cyber Monday.

Las tres etapas identificadas en los últimos años se mantienen:

  1. Pre Black Friday: los 10 días de antes.
  2. Black Friday: viernes negro.
  3. Post Black Friday: durante el fin de semana y el  lunes con el Cyber Monday (exclusivamente online).

Mobile Marketing: online y offline

En el ámbito Mobile los datos siguen siendo muy positivos y no dejan de experimentar un gran crecimiento. Si en 2015 las búsquedas realizadas a través de un dispositivo móvil ya jugaban un papel importante (+24% de búsquedas respecto a 2014), en 2016 se espera un crecimiento del 30% de las búsquedas. Por tanto, el rol de este dispositivo es fundamental dentro de la estrategia que definamos en Black Friday.

A estas alturas no es ninguna novedad afirmar que los dispositivos móviles han cambiado nuestra forma de consumo. El hecho de estar conectados en todo momento a ellos se ha convertido en una oportunidad perfecta para que las marcas puedan estar presentes en las diferentes fases del customer journey de sus clientes potenciales. En este sentido, la Black Week es una ocasión estupenda para hacer moment marketing.

Por lo tanto, cuidar la presencia en los momentos en los que nuestros clientes potenciales tienen una necesidad, nos ayudará a guiarles hacia nuestros establecimientos físicos o tiendas online, dando de esta manera un paso más allá. Gracias al dispositivo móvil podremos establecer sinergias entre nuestras acciones de los canales online y offline.

La evolución del fenómeno Black Friday en los últimos años nos ha permitido tener mayor conocimiento sobre el comportamiento de los usuarios durante estas fechas. Gracias a este descubrimiento hemos podido consolidar y adaptar con mayor precisión nuestras estrategias de ventas para conseguir mejorar las resultados frente a años anteriores.

En definitiva, las marcas tienen que estar presentes en cada una de las fases por las que pasa nuestro cliente potencial. ¿Qué es importante tener en cuenta?

  • El perfil del consumidor: Omnichannel y Multidevice.
  • Sus fases de interés: los usuarios buscan antes y mantienen su interés hasta el Cyber Monday.

 

Pasos para diseñar una buena estrategia

  • Plantearse la posibilidad de comunicar las ofertas los días previos al Black Friday y mantenerlas hasta el Cyber Monday.
  • Generar Awareness a través de los diferentes canales en los que se encuentran los usuarios (online y offline), que es importante mantener alineados.
  • Atender el interés de los usuarios con presencia en buscadores: ofertas por categorías de producto, marca, etc. e impactarles con ofertas específicas relacionadas con sus intereses.
  • No hay que olvidar que estamos conectados al móvil. Si mostramos interés en mobile tenemos que estar presentes en cada uno de esos momentos. ¿Cómo? Comunicando ofertas online o conduciendoles a los establecimientos físicos. En este último caso podemos ayudarnos de herramientas como descuentos que puedan canjear (indicándoles la tienda más cercana) y ofertas que pueden encontrar en ella, dos acciones que pueden resultar muy útiles.

 

¿Cómo sobrevivir al éxito?

Como es lógico una buena estrategia de marketing tiene que ir acompañada de un buen servicio y experiencia de compra. De lo contrario, todo el esfuerzo invertido en las fases anteriores carecerá de sentido y los objetivos finales se verán afectados, por lo que no seremos capaces de cerrar el ciclo de compra.

Por lo tanto, las marcas, ante una campaña de Black Friday, no tienen que olvidarse de que una vez hayan captado al usuario y éste se haya decidido, es muy importante que reciba un buen servicio.

Los días previos es fundamental hacer previsiones de ventas, tráfico, etc. que nos ayudarán a reforzar los recursos tanto humanos como tecnológicos y logísticos, disponer de stock suficiente en base a estas previsiones y tener así la capacidad necesaria para atender volúmenes por encima de lo habitual.

Todo ello sin penalizar el nivel de calidad en el servicio y sin descuidar el servicio post venta para conseguir así una buena experiencia de compra para los usuarios. Al fin y al cabo la experiencia de compra es uno de los factores que más influyen en esta fase final, una vez el usuario ya ha tomado la decisión.

¿Estás preparado?

There is a mobile optimized version of this page, view AMP version.

Comenta el artículo

Lo necesitamos

Lo necesitamos

Suscríbete a nuestro feed de ideas