Direct access to content

Hoy revisamos dos de las tendencias de las que más hemos hablado en los últimos años y que están demostrando tener una mejor eficacia impulsando las ventas e ingresos en los entornos digitales del sector turístico.

El sector “Travel” ha sido uno de los sectores pioneros en la integración del  Big Data en sus estrategias de marketing para conocer mejor a sus clientes y ofrecerles una mejor experiencia turística. El conocimiento de todos estos datos facilita la toma de decisiones orientando la estrategia comercial, las acciones de marketing y las políticas de calidad. El cliente es cada vez más exigente. Por ello, la inversión en Big Data resulta fundamental para un sector que, en términos económicos, supone el 16% del PIB de nuestro país. Cada vez son más las empresas turísticas que invierten en Big Data, comprendiendo el valor de integrar sus fuentes de datos internas con fuentes de datos externas que les ayuden a disponer de información muy valiosa que pueda ser utilizada para mejorar productos y servicios ya existentes o para ofrecer otros nuevos, detectando nuevas necesidades y consiguiendo aumentar los beneficios de una forma exponencial, poniendo a disposición del viajero una experiencia más inteligente y personalizada.

Conocer mejor al cliente trae consigo dos claros beneficios: un producto o servicio más adaptado a él y un cliente más satisfecho, y en esto tiene mucho que ver la analítica predictiva, que mediante el uso de modelos estadísticos avanzados añaden a nuestra base de información datos que no conocíamos. Esto permite medir el momento y manera óptimos de lanzar un producto o servicio según las preferencias y acciones observadas en los usuarios, prediciendo sus gustos y su propensión a compra. Saber lo que va a pasar puede ayudar a anticiparse a los comportamientos tanto del cliente como del mercado

En 2019 hemos asistido a la explosión en el uso de los datos y la IA como herramienta de marketing y planificación de medios y en nuestra experiencia el sector hotelero es uno de los que mejor está utilizándolo

¿Qué nos ha permitido esto?

Esto nos ha permitido de verdad pasar de las segmentaciones demográficas genéricas y el uso del retargeting de forma masiva a estrategias one-to-one basadas en el customer journey específico de cada usuario y con una estrategia de mensajes personalizada gracias al uso de tecnologías como el DMP y la generación de landings y creatividades dinámicas con Morland.

 

 

El segundo caso de uso que ha demostrado su eficacia es la utilización de tecnologías de IA como Claud-IA, que con su motor de predicción determina las probabilidades de compra de un usuario y permite conocer la cuantía del mismo, optimizando el gasto en publicidad para cada usuario en función de su valor futuro.

La combinación de Claud-IA con la generación de mensajes dinámicos bien en landings o creatividades produce reducciones en los costes de captación entorno al 15% y el 20%.

Con esto vemos que el análisis Big Data y la tecnología pueden ayudar a realizar una gestión de negocio más eficiente y menos costosa, tomando decisiones más inteligentes y fundamentadas en datos. La inmediatez de estos facilita conocer qué está ocurriendo en cada momento. Podemos actuar de manera más rápida y más eficiente en la optimización de nuestros presupuestos de marketing. Las empresas turísticas son unas de las grandes beneficiadas con estos avances debido a su fuerte foco en la generación de resultados y a estar en un mercado muy dinámico y competitivo.

There is a mobile optimized version of this page, view AMP version.

Comenta el artículo

Lo necesitamos

Lo necesitamos

Suscríbete a nuestro feed de ideas