Direct access to content

Muchas personas creen que se trata de un trabajo fácil, qué va de dar RT, like, publicar y subir una foto. Sin embargo, no es así.

Un Community Manager es aquella persona encargada de gestionar las comunidades (redes sociales) entorno a una marca en Internet, aquella que sostiene y defiende las relaciones de una empresa con sus consumidores en el ámbito digital, y quien debe de conocer necesidades y estrategias de la misma así como los intereses de los clientes.

Si manejas una comunidad en línea, sea cual sea la red, los siguientes consejos te ayudarán:

Community Manager

1. Comprende y adopta la identidad de tu marca

Dejar de escribir como lo harías tú en tu perfil personal, es esencial. Una vez entendiendo por completo la personalidad y objetivos de tu marca, los contenidos, timing y respuestas serán cosa sencilla.

2. Competencia

Antes de empezar a hacer tu calendario y plan de contenidos, revisa que están haciendo tus principales competidores. Ya conociendo esto, sabrás que no hacer, que no repetir y de qué manera poder innovar.

3. Calendario

Cuando ya tienes bien aprendida la identidad de marca, sabes qué hacen tus competidores y has marcado objetivos, llega la hora de hacer un calendario editorial. Este documento te permitirá organizar horarios, días para publicar y el tipo de post que se compartirán. De esta manera tendrás tu trabajo organizado y presentar resultados será más fácil.

4. Usuarios

Asegúrate de no “ignorar” a tus fans. Contestar comentarios o mensajes, será siempre una excelente práctica para mantener, ganar y tener contentos a los seguidores de tus canales. Si no lo haces poco a poco los perderás.

5. No se trata de postear por postear

Actualmente en las estrategias sociales, no se trata de cantidad sino de calidad. Es preferible compartir una publicación que sabemos que es buena y que generará engagement a subir 4 que nadie retuiteará, compartirá o ni siquiera le dará like. Para esto es importante conocer los gustos y comportamiento de nuestros seguidores.

6. Crisis

Nunca faltan los malos comentarios, el error de dedo, o alguna persona que a cómo dé lugar quiera poner en mal a la marca. Lo más práctico para evitar o, en el peor de los casos, manejar estos casos es revisar todo el tiempo tus redes, revisar las veces que creas necesario el contenido que subirás y buscar la respuesta más adecuada, nunca siguiendo “una pelea” o  si te escribieron de manera agresiva, nunca contestar de la misma forma. Siempre ir por la paz.

There is a mobile optimized version of this page, view AMP version.

Comenta el artículo

Lo necesitamos

Lo necesitamos

Suscríbete a nuestro feed de ideas